La Vía Láctea podría albergar unas 36 civilizaciones inteligentes

El número obtenido parte del supuesto de que la vida en otros mundos es similar a la que conocemos aquí en la Tierra.

La Vía Láctea podría albergar unas 36 civilizaciones inteligentes

No obstante, la distancia promedio entre cada una de estas civilizaciones sería de 17.000 años luz, lo que dificultaría enormemente la detección y comunicación teniendo en cuenta la actual tecnología.

¿Hay alguien allí afuera? Esta es, quizá, una de las preguntas más importantes y profundas que se hace la Humanidad desde que tiene noción astronómica de su lugar en el cosmos.

Sin embargo, por más reflexiones que se puedan suscitar, la respuesta no es del todo fiable. Se debe tener en cuenta que hablar de civilizaciones implica hablar de vida, y hablar de la misma resulta increíblemente complejo, si se tiene en cuenta de que ni siquiera aún somos capaces de conocer el 100 % de especies que habitan en la Tierra.

Además, nosotros conocemos solo un tipo de vida, la terrestre; no sabemos qué otros tipos podrían existir, o cómo serían.

Por todo lo anterior, hablar de números en este ámbito no es – por supuesto – preciso. No obstante, sí poseemos el suficiente conocimiento del universo como para dar cosas por hechas y lograr predecir eventos y suponer verdades que pueden ser ciertas, o al menos “casi”.

Esto es lo que han hecho investigadores de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido.

Los científicos, liderados por Christopher Conselice, partieron del supuesto de que la vida inteligente se forma en otros planetas de una manera similar a como lo hace aquí, en la Tierra.

“Debería haber al menos unas pocas docenas de civilizaciones activas en nuestra galaxia bajo el supuesto de que la vida inteligente tarda 5 mil millones de años en formarse en otros planetas”, afirma. “La idea es mirar la evolución, pero a una escala cósmica”, agrega.

Según el estudio, podría haber 36 civilizaciones inteligentes y con capacidades de comunicación tecnológica en nuestra galaxia, de manera activa.

Tom Westby, el primer autor, explica que “el método clásico para estimar el número de civilizaciones inteligentes se basa en hacer conjeturas de valores relacionados con la vida, por lo que las opiniones sobre estos asuntos varían sustancialmente. Nuestro nuevo estudio simplifica estas suposiciones utilizando nuevos datos, dándonos una estimación sólida del número de civilizaciones en nuestra galaxia”.

En este caso, el equipo empleó un cálculo llamado “límite astrobiológico copernicano“, que posee dos extremos: que la vida inteligente se forma en menos de 5 mil millones de años, o después de esa cantidad. En el caso de la Tierra, emergió una civilización inteligente y comunicante después de 4.500 millones de años.

En otro punto importante, también se remarca que se necesita un contenido de metal igual o similar al del Sol (que comparado con otras estrellas, es rico).

Además, la investigación muestra que el número de estas civilizaciones dependería en gran medida de la cantidad de tiempo en el que están enviando de manera activa señales de su existencia al espacio, como transmisiones de radio, emisiones de satélites o televisión.

Si otras civilizaciones duran tanto como la nuestra, que tecnológicamente tiene unos 100 años (la primer señal de radio transmitida al espacio se produjo en 1985), entonces habrá alrededor de 36  civilizaciones “contemporáneas” (activas) en la Vía Láctea.

Lamentablemente, el estudio también arroja que la distancia media a estas civilizaciones sería de 17.000 años luz, lo que dificultaría enormemente la detección y comunicación con la tecnología humana actual. Más atemorizante, también es posible que seamos la única civilización inteligente dentro de nuestra galaxia, a no ser que los tiempos de supervivencia de otras sean como la nuestra.

Asimismo, Conselice hace hincapié en que “la investigación sugiere que las búsquedas de civilizaciones inteligentes extraterrestres no solo revelan la existencia de cómo se forma la vida, sino que también nos da pistas de cuánto tiempo durará nuestra propia civilización”.

Él afirma que “si encontramos que la vida inteligente es común, entonces esto revelaría que nuestra civilización podría existir por mucho más de unos pocos cientos de años. Alternativamente, si encontramos que no hay civilizaciones activas en nuestra galaxia es una mala señal para nuestro propia existencia a largo plazo. Al buscar vida inteligente extraterrestre – aunque no encontremos nada – estamos descubriendo nuestro propio futuro y destino.

Fuente: Universidad de Nottingham

¡Comparte ciencia!

Más contenido

“Somos materia estelar que es consciente de su propia existencia”.

¡Mantente en contacto!

Únete a nuestro newsletter semanal

Copyright © 2021 | Diario Astronómico

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Todos los domingos recibirás un resumen astronómico de las noticias más importantes. 🙌