Detectada una posible primera emisión de radio desde un exoplaneta.

La señal proviene del sistema binario Tau Boötes, formado por una estrella binaria y un solo exoplaneta.

Detectada una posible primera emisión de radio desde un exoplaneta.

De confirmarse mediante observaciones de seguimiento, la detección abriría una nueva ventana de exploración a exoplanetas.

Un equipo de astrónomos dirigido por el investigador Jake Turner, de la Universidad de Cornell, ha detectado ráfagas de radio que parecen provenir de la constelación de Boötes.

El hallazgo, publicado en la revista especializada Astronomy & Astrophysics, podría tratarse de la primera emisión de radio emitida desde un exoplaneta.

Turner explica que la señal proviene del sistema Tau Boötes, que consiste en una estrella binaria y un exoplaneta. “Defendemos una emisión del propio planeta. A partir de la fuerza y polarización de la señal de radio y el campo magnético del planeta, es compatible con predicciones teóricas“, agrega.

En el comunicado, los investigadores indican que, de confirmarse la detección mediante observaciones de seguimiento, se abriría una nueva ventana de exploración a los exoplanetas, pudiendo examinar mundo alienígenas que se encuentran a decenas de años luz.

Representación artística del exoplaneta Tau Boötes b. Crédito: Universidad de Cornell - Jack Madden

El exoplaneta — Tau Boötes b — es un Júpiter caliente, un gigante gaseoso que se encuentra muy cerca de su estrella. Las ráfagas fueron descubiertas utilizando el Low Frequency Array (LOFAR), un radiotelescopio ubicado en los Países Bajos.

Utilizando el mismo instrumento, los científicos también observaron otros posibles candidatos a emisiones de radio exoplanetarias en los sistemas 55 Cancri y Upsilon Adromedae. No obstante, solo Tau Boötes b, a 51 años luz, fue el único en devolver datos reveladores, exponiendo una posible ventana de potencial único en el campo magnético de un planeta.

Las ráfagas de radio podrían ayudar a los astrónomos a descifrar las propiedades interiores y atmosféricas de un planeta, así como la física de las interacciones estrella-planeta.

Turner recuerda que “el campo magnético de la Tierra la protege de los peligros del viento solar, manteniendo el planeta habitable”. Asimismo, agrega que “el campo magnético de los exoplanetas similares a la Tierra puede contribuir a su posible habitabilidad, protegiendo sus propias atmósferas del viento solar y los rayos cósmicos”.

https://www.youtube.com/watch?v=5qDI3O-aKiw&ab_channel=LuisEst%C3%A9vezyEvaSalmer%C3%B3nBIOLOG%C3%ADAYGEOLOG%C3%ADA

En 2018, Turner y sus colegas examinaron la firma de emisión de radio de Júpiter y escalaron esas emisiones para imitar las posibles firmas de un exoplaneta distante similar a Júpiter. Justamente, esos resultados fueron los que utilizaron como “guía” para buscar emisiones de radio de exoplanetas de 40 a 100 años luz de distancia.

Luego de estudiar de manera detenida durante casi 100 horas los resultados obtenidos por las observaciones de radio, los científicos pudieron encontrar la firma del Júpiter caliente del sistema Tau Boötes.

“Aprendimos de nuestro propio Júpiter cómo es este tipo de detección. Fuimos a buscarlo y lo encontramos”, dice Jack Turner.

Sin embargo, los investigadores insisten en que la firma es débil y queda cierta incertidumbre. En este sentido, señalan que el seguimiento es fundamental, por lo que ya se lanzó una campaña para dar seguimiento a la señal desde diferentes radiotelescopios.

¡Comparte ciencia!

Más contenido

“Somos materia estelar que es consciente de su propia existencia”.

¡Mantente en contacto!

Únete a nuestro newsletter semanal

Copyright © 2021 | Diario Astronómico

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Todos los domingos recibirás un resumen astronómico de las noticias más importantes. 🙌