Algunas antiguas estrellas de la Vía Láctea se comportan de manera extraña

Encuestas terrestres y espaciales han revelado algunas sorpresas sobre nuestro actual modelo galáctico.

Algunas antiguas estrellas de la Vía Láctea se comportan de manera extraña

Una parte de las estrellas estudiadas de la Vía Láctea mantienen órbitas extrañas, contradiciendo los modelos de evolución galáctica.

Una de las maneras en que los astrónomos categorizan a las estrellas es por su metalicidad que, básicamente, es la fracción de elementos pesados que una estrella posee en comparación con el hidrógeno y el helio.

De manera muy pragmática, dividen la composición química de una estrella en tres grupos: hidrógeno, helio y… el resto de los elementos. Este último grupo es, justamente, todos aquellos elementos que — sin importar su ubicación en la tabla periódica — no son hidrógeno ni helio. Son “metales”.

La metalicidad

La metalicidad es una métrica sumamente útil porque permite medir la edad de las estrellas.

El hidrógeno y el helio fueron los primeros creados en los primeros momentos del Big Bang, de allí su abundancia. Elementos más pesados, como el carbono y el hierro, por ejemplo, se forman a través de procesos químicos con base en la fusión de elementos que se da en los núcleos estelares, durante las colisiones de enanas blancas y en las estrellas de neutrones.

Por eso, sabemos que las primeras estrellas fueron hechas solo de hidrógeno y helio. Durante el transcurso del tiempo,la abundancia de elementos más pesados aumentó de manera gradual, por lo que las estrellas más jóvenes tienden a tener una mayor metalicidad.

Es decir, podemos determinar la edad de una estrella observando su metalicidad, y esta última puede obtenerse analizando su espectro.

Ahora que ya sabemos qué es la metalicidad, se pueden agrupar a las estrellas en “poblaciones”. Esto se hace definiendo la relación hidrógeno-hierro en una escala logarítmica, poniendo a nuestro Sol como el punto cero.

Es decir, las estrellas de la población I tienen una proporción de al menos -1, lo que significa que tienen 10 % o más de la relación hidrógeno-hierro del Sol. Las estrellas de la población II — más viejas — tienen una metalicidad más baja que la población I, y la población III — de primera generación — no tendrían metalicidad en absoluto.

La distribución de las estrellas

En la Vía Láctea, las poblaciones se distribuyen de la siguiente manera: la población I tiene un movimiento ordenado, con órbitas casi circulares y tienden a estar dentro de los brazos espirales; la población II son un poco más viejas, y forman órbitas elípticas y excéntricas, colocándose por encima o por debajo del plano galáctico; y la población III — las más antiguas — suelen estar en el halo exterior difuso que rodea a la Vía Láctea.

Esto último tiene sentido, ya que las estrellas nacen dentro del denso gas y polvo galáctico y, con el tiempo, la danza gravitacional de las estrellas en conjunto les permite migrar hacia afuera.

Esquema de las poblaciones de estrellas en la Vía Láctea.

Sin embargo, a medida que las encuestas del cielo terrestres y la nave espacial Gaia han comenzado a escanear las regiones profundas de la Vía Láctea, se ha revelado una sorpresa sobre nuestro modelo galáctico de larga duración.

Utilizando el SkyMapper Southern Survey, en Australia, un equipo de científicos identificó 475 estrellas con una proporción de hidrógeno-hierro inferior a una milésima que la de nuestro Sol.

Según se describe en el estudio, el equipo esperaba que se trataran de estrellas pertenecientes al halo. Pero cuando calcularon sus posiciones y órbitas, se toparon con que el 11 % de ellas orbitaban dentro del plano galáctico, con órbitas muy circulares, similares a la del Sol.

¡Sorprendente! Va en contra de las predicciones de los modelos de evolución galácticas actuales, por lo que sí está más que claro es que nos falta mucho por aprender.

Fuente: Universe Today

¡Comparte ciencia!

Más contenido

“Somos materia estelar que es consciente de su propia existencia”.

¡Mantente en contacto!

Únete a nuestro newsletter semanal

Copyright © 2021 | Diario Astronómico

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Todos los domingos recibirás un resumen astronómico de las noticias más importantes. 🙌